Malbork, el castillo más grande del mundo construido con ladrillos

Malbork, el castillo más grande del mundo construido con ladrillos

by -
0 176
El castillo de Malbork Polonia

El castillo de Malbork es una visita obligada desde la ciudad de Gdansk.

El imponente castillo es el más grande de todo el mundo construido con ladrillos y la fortaleza de estilo gótico más grande de toda Europa. Se construyó de ladrillo ya que en la época era más económico que la piedra ya que en Polonia no hay muchas canteras.

Fue construido e inaugurado en el año 1274 por la Orden Teutónica y bautizado como Marienburg, el castillo de María, en honor a la virgen. Para que os hagáis una idea de su magnitud, es cuatro veces más grande que el castillo de Windsor de Inglaterra. La gran fortaleza medieval ha cambiado de dueños en varias ocasiones, pasando a ser de Alemania o Polonia.

que ver en polonia
mejor excursion desde gdansk

El castillo de Malbork se encuentra a orillas del río Nogat, un afluente del Vístula. Ello hizo que los caballeros teutones controlaran el tráfico fluvial y cobraran peajes, llegando a tener el monopolio de mercancías como el ámbar durante el gobierno de Prusia. También fue la residencia principal de los reyes de Polonia antes de la primera partición polaca.

Para los altos dirigentes nazis, el castillo se convirtió en un lugar de peregrinación y se utilizaba para realizar actos de las juventudes hitlerianas e importantes reuniones. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, el castillo de Malbork se encontraba muy afectado y han sido necesarias muchas remodelaciones para poder volver a ver la fortaleza como era cuando fue concebida.

La UNESCO declaró Patrimonio de la Humanidad a toda la fortaleza de Malbork en el año 1997.

Planear la excursión al Castillo de Malbork:

Os recomendamos visitar Malbork por vuestra cuenta. Es muy fácil ir desde la ciudad de Gdansk. Desde la estación central de la ciudad, salen trenes a la localidad de Malbork con bastante frecuencia. Hay distintos tipos de trenes: trenes Regio, TLK o EIC, los más rápidos son los EIC y hacen la ruta entre Gdansk y Malbork entre 28 minutos. Una vez en la estación de Malbork, podéis llegar hasta la fortaleza andando unos dos kilómetros o coger un taxi. Nosotros lo hicimos andando, es un paseo agradable.

Es recomendable comprar con anticipación la entrada para la visita del castillo de Malbork, aquí os dejamos la página web oficial de la fortaleza.

La audioguía que ofrecen es genial, funciona por gps y te va localizando a medida que te vas moviendo por la fortaleza y va adaptando la explicación al punto en el que te encuentras. La guía se adapta a ti y no al revés como es habitual.

La visita se hace muy amena e interesante ya que te cuenta la historia del lugar junto con datos muy curiosos como que el castillo fue diseñado con un sistema de calefacción que ya se usaba en el imperio romano.

¿Cuándo visitar el Castillo de Malbork?

Los lunes la entrada es gratuita y únicamente se debe abonar el coste de la audioguía pero suele estar muy masificado. El resto de días si se entra a primera hora se podrá disfrutar de una visita muy agradable.

Desde hace un tiempo también se están haciendo visitas guiadas nocturas para los visitantes que hagan noche en el mismo pueblo de Malbork.

Sin ninguna duda, el castillo de Malbork es la mejor excursión que se puede hacer desde la ciudad de Gdansk y todo un imprescindible en Polonia.

NO COMMENTS

Leave a Reply

Valida tu comentario *